Anécdotas y locuras de los pianistas en la historia

Los músicos... esos extraños seres también llamados antaño juglares. Desde luego que tocar un instrumento es ya de por si una habilidad que crea mucho impacto en la gente de alrededor. ¿Pero eso es causa de los músicos sean gente especialmente curiosa o apasionante?

Puede que los músicos sean gente totalmente normal, simplemente que tienen una habilidad un tanto curiosa. O también puede que la inteligencia musical y la creatividad les vuelva un poco locos... Hay de todo y para todos en en este mundo y en el de los pianistas ocurre igual.

En este artículo os vamos a sacar el lado curioso y un tanto salvaje de algunos de estos personajes que han hecho historia.

Empezamos a contaros curiosidades del maestro Beethoven. Que tiene para rato pero destacaremos algunas cosillas.

Beethoven, el genio desagradable

Beethoven era un genio, eso nadie lo discute y su forma de tocar el piano probablemente una de las más salvajes e inspiradoras que han existido entre los pianistas. Mozart era elegancia y belleza, Beethoven era sentimiento y pasión desmedida. Y esto lo pueden certificar los que le reparaban el piano. Pues decían que después de 4 meses su forma de tocar hacia que saltaran hasta las teclas del piano, había que cambiar casi todo el teclado entero.

beethoven, el antipático

Era un genio, pero todo lo que tenía de bueno tocando el piano le faltaba en lo sociable. Era de carácter huraño y solía caer muy antipático. Odiaba dar clases a no ser que fueran alumnos muy virtuosos.

A pesar  de no ser una persona agradable miles de personas se unieron en procesión a su entierro, cronistas de la época lo describen como un lloro a la belleza que se esfumaba.

Ígor Stravinski, buena música para trifulcas

Uno de los pianistas más importantes del siglo XX y también hombre un tanto provocador

Igor Stravinski causando peleas

En varios de sus estrenos el siempre dejó muy claro que su intención era "mandarlo" todo al demonio y que toda la situación acabara de forma estrambótica. Y podemos decir que lo consiguió con éxito pues en el estreno de "La consagración de la primavera" consiguió que el público acabara a bofetada limpia y con necesidad de vigilancia policial en el segundo acto. A eso se le llama inspirar a las masas...

Robert Schumann ¿quién dice que no se pueden usar alargadores?

nSchuman era un pianista muy ambicioso, quería convertirse a toda costa en un virtuoso y para tocar algunos pasajes necesitaba una mano más larga, qué abarcara más notas. Así que pensó ¿Y si me construyo un aparato que tire de mis dedos durante mucho tiempo? ¿Se alargara mi mano?. Exacto, como cuando nos colgábamos de pequeños del larguero de la portería para crecer unos centímetros...

Robert Schumann y su alargamiento de dedos

Dicen que el artilugio era como una especie de mini grúa que le iba tirando de los dedos. Evidentemente lo único que consiguió fue inutilizarse el dedo. Hay que decir que después se centró en la composición y ahí destaco muchísimo.

Así que no lo intentéis, nada de alargarse los dedos ni nada más...siempre acaba mal.

Gottfried Silbermann y sus bromas pesadas

Este alegre alemán fue el primer gran constructor de pianos alemán. Aparte de un gran artesano tenía otras grandes obsesiones o aficiones. Era un depredador con el sexo opuesto y un bromista muy pesado. Lo cual le jugo alguna que otra mala pasada.

Gottfried Silbermann un pianista pícaro

En 1683 en su pequeña aldea de Sajonia propagó el rumor de que había un tesoro enterrado en unas ruinas. Cuándo varios vecinos se dirigieron a la faena con sus armas se toparón con una trampa-cuerda que el mismo había puesto y que activaba una pieza de artillería. Evidentemente  les pegó un susto brutal. Nuestro amado bromista fallero tuvo que salir echando leches de su aldea aunque parece ser que pasó un tiempo en la cárcel por bromista.

Años después acaba en Friburgo y tuvo que salir también corriendo de allí por escarceos sexuales y catapultó su fama al intentar raptar chapuceramente a una monja por extrañas razones...era un gran fabricante de pianos, eso sí.

Maria Veniaminovna Yudina, la protegida de Stalin

Hay muchas mujeres pianistas importantes, aunque por desgracia muchas de ellas quedaron en segundo plano debido al papel secundario de la mujer en esas épocas. Entre las que destacan estaban la hermana mayor de Mozart (María Anna Mozart), la cual era muy querida por su hermano y Clara Schumann (tiene el apellido de su marido Robert); una auténtica premier y virtuosa del piano que tuvo que lidiar con las depresiones de su marido. Sin el soporte psicológico que le dio ella probablemente hubiera muerto mucho antes.

De todas formas os queríamos hablar de María Yudina. Ya más en el siglo XX ella fue la pianista favorita de Stalin y gozó de cierta protección a pesar de ser religiosa y muy crítica con la Unión Soviética. Pero por leer un poema de Boris Pasternak le fue prohibido actuar durante 5 años. Para que veamos cómo se las gastaban en esas épocas.

Os dejamos una grabación de ella en 1943.

Hay muchas más historias pero las iremos publicando en otros post para no hacer un auténtico quijote. Si te han gustado este post no dudes en compartirlo en las redes sociales. ¡Gracias por leernos!

Vota si te gustado este artículo 🙂

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Click Here to Leave a Comment Below